sábado, 2 de junio de 2018

Quien te nombra te allana
y caminas adelantado a tu tiempo
invencible
como la eternidad que se mira y se nombra en un lenguaje desconocido
el secreto a voces...
uno que se olvida, porque lo único desconocido es el sentido.
Por nombrarte con palabras se te oculta
codificar con signos lo que se escapa entre las sombras
ahí detrás de donde me distraigo con tu espalda de huesos y carne y calor
mientras bailo pesadamente con tu cuerpo que transporta,
el universo en cada rasgo molecular
al otro lado que es el mismo, así mismo el puente y la valsa y el cruzar
no podrás llevar una palabra, un aliento, poesía
todo es canción
aunque lo llamásemos prodigio
que cuerdas podríamos atar
hasta decir "vacío" es degradar la verdad
"un amor que no se ocupa de nadie"
recuerda Psique
y sin embargo
no esta de más sonreír tal vastedad inpronunciable
recondito recuerdo perene
sigamos con esta danza alegre
al día le sigue la noche
al sueño la vigilia
al nombre el silencio
y al olvido lo cierto.

domingo, 25 de marzo de 2018

Constante ingeniudad


Me río de mi ingenuidad
que al amanecer, con la frescura del nuevo día
repite oraciones convencida de su virtud 
que amerita la continuidad de sus días
de su forma tan elemental, tan básicamente insustancial.

Acercándose el ocaso 
cuando las luces matizan
con misterioso contraste 
los recuerdos 
facilitando un relieve engañoso a los momentos
se hace presente por segundos
el prodigio del engaño 
en que ha incurrido todo el día.

¡Vaya con la ingenuidad!
y su credulidad entusiasta de repetirse 
cada día
de no verse las grietas a razón del gesto reincidente del desencanto
al anochecer, 
cuando Morfeo susurra la verdad escondida
los sabios ríen doblados detrás de las cortinas de la escenificación

El comediante que reencarna cada mañana
para hacer que rían los santos 
hasta que el inconsciente actor
sale desnudo y miserable a dar las gracias por la lección.

Algún día será curtido y en la danza perderá los vestidos
la carne y el nombre, 
la materia y quizá la sed.

Ojos vacíos y desnudos reciben el aplauso
¡Por fin ha vencido!
y con el ultimo aliento toca una canción de despedida
siempre es bueno despedirse con una canción.

Yo también me río como los santos
como los sabios.
Sin virtud y sin sabiduría
no queda más que morirse de risa. 



martes, 26 de septiembre de 2017

Dos memorias que hacen una

dos memorias que hacen una
si esto se canta bien
el tiempo habrá despertado
a corto plazo, llena de palabras y celebraciones y muerte
y despertar en el centro de la noche
con árboles que agitan en oración sus hojas
y la otra bien distante
reune las perlas de otras eras
y pule el diamante que bien podría alumbrar las noches en los días venideros
en esa penumbra que extiende soberana, como si quisiera quedarse en casa
y aunque la verdad parece estar velada
y los postigos bien herméticos impiden el paso
la luz potente, como el vidrio punzante
hace su grieta en el muro
y las plantas crecen de la roca
y la piedra diamante oro corazón se ilumina
cálido, tierno,
una celebración que no puede cesar
dos memorias que hacen una
y que se nutren la una a la otra
son padre e hija
hermano y hermana
esposo y esposa
madre e hijo
todas las versiones de una andrógina realidad.




domingo, 6 de marzo de 2016

la inminencia de la
el reloj detenido
nos estamos escribiendo
 mutuamente segundo a segundo
lse derrama por el borde
 los papeles de cuando en cuando
no hay vida que no se revuelva en su erróneo proceder
¿qué se es comparados con la luz cuando en el fondo y en la superficie se es luz?
la parte que soy es nada, es una linea delgada que separa,
y cuando hablo no oigo nada
solo un cristal que se rompe y se desparrama el agua
no hay bebida para mas tarde
que el espejo se vacíe
cada paso dado intoxica,
una mirada nos aferra,
mucho corazón por destilar
un fantasma queriendo tocar las cuerdas
"antesala o digestión"
vivir como un muerto y no hacer ruido
pasarse de lleno al otro mundo
guardarse ferocidad
el corazón violento, percutidor sangriento
de entre muchos
yo no quiero morir al morir.





jueves, 18 de febrero de 2016

pesan los párpados
muros necesarios
amortiguadores de la percepción

despierto
acribilla el pensamiento

un cambio en el vestuario
no hace la obra mejor

la bola va y viene
el diamantito se corta con diamantito
el frío es interno
la solemne contamplación pervierte el ánimo


la mente gravita
acostumbrada al naufragio
pierde balsas y barcos
donde no hay nada que perder



viernes, 27 de noviembre de 2015

Caín mata a Abel

caín mata a abel, una flecha en el corazón, las historias no son como fueron contadas
las historias sólo revelan el estigma y así cae la metafora, el rasgo de la realidad
caín mata abel, no es la envidia por su oro, por el marcado favoritismo del padre
es acaso el regodeo en la sonrisa del hermano, su caída ante el canto de las sirenas
caín mata a abel, prefiere ver su sangre correr, su cráneo esculpido con arte chorreando en las rocas
quiere verlo vivir, quiere verlos renacer en sus manos duras, crueles como las de los días y los dioses curtidores
caín mata a abel después de amarlo en medio de un sol brillante y en medio de una sonrisa de plenitud, y que las burbujas de champaña no brillen mas que la estrella que lo vio nacer,
no es la fiesta y la algarabía que finge la que habrá de arroparlo en la hora oscura
cain mata a abel, al hermano que adora, para salvar el prodigio de su corazón
muy dentro hay que guillotinar a los budas para seguir en la senda del amor
el conocimiento es el amor absoluto
caín mata a abel, mata su fantasma para que se vuelva real, para que en el borde de la vida descubra el misterio
y se sienta perplejo y conmovido y vuelva el rostro al sol y se cure de espejismos
caín mata a abel ante el peligro de perderlo en ese momento advenedizo
la hora de los hologramas que  se levantan para reclamar algo que no han trabajado
sus almas aguardan en la antesala, sus almas estan ocultas debajo de la tiránica y densa carne
que proclama estar viva cuando putrefacta oculta la verdad a sus propios ojos humanos
caín mata a abel, porque el becerrito dormita en la almohada de la generosidad y teme despertar su sueño divino, pues que si hay que sacrificar, no será el sueño placido de ese amor
caín mata a abel con una flecha en el corazón, en su propio corazón porque hermanos, caín es abel y abel es caín, y así sólo caín se ha flechado en su oscuridad, y sangra de si mismo atravesado
y ambos lloran su destino, nada puede, sino el nombre en las historias que se cuentan, separarlos.

viernes, 23 de enero de 2015

aunque la ruta es estrecha el horizonte abarca el sin fin del espacio
se yerguen puertas secretas
rastros del pasado traicionan al pensamientos
porque al fin no habrá verdad sin perdida
no habrá razón sin hambre
ni desconcierto

recolectar los signos de niebla